• Justo Lacunza

BALANCE DEPORTIVO DE JUSTO LACUNZA

El piloto carmeño hizo un balance de su carrera deportiva por medio de un mano a mano con el equipo de FM La Deportiva. Habló del karting, de su paso por la Fórmula 4, el Top Race, el TC Pista Mouras y lo que vendrá.



Foto: Damián Barischpolski.


Es tu segunda temporada dentro de categorías nacionales después de la Fórmula 4 Nueva Generación, el año pasado lo hiciste en Top Race Junior y durante el 2019 en Top Race Series y finalmente TC Pista Mouras, ¿Cómo sentiste el cambio entre una categoría zonal y nacional?

- Cuando estaba en el Fórmula 4 respiraba un ambiente muy familiar, algo que al pasar a competir a nivel nacional se perdió. Antes salía de mi box y me iba a tomar mates a otro equipo. Hoy a lo sumo comparto charlas dentro de mi escuadra, muy difícilmente salgo de ahí. No quiere decir que sea un defecto, simplemente uno debe entender que a medida que va escalando, el deporte mismo te exige más. Si antes salía a divertirme después de la actividad, hoy trabajo con ingenieros pensando en la próxima tanda. Competir a nivel nacional no es solo salir en televisión y ser más visto, es trabajar el doble que antes. Son etapas diferentes y requieren de otras cosas. Son desafíos.



¿Volverías a la Fórmula 4 NG?

- Sí, de hecho es lo que más amo hasta el día de hoy. Al fórmula no lo cambio por nada. Corrí durante cuatro años y en dos de esos peleé el campeonato hasta el último segundo, pero no se nos dio. Creo que el campeonato pendiente es uno de los motivos por los cuales volvería. Fuimos protagonistas durante las últimas dos temporadas porque, además de estar en un gran equipo como aún lo es el Di-Di Motorsport, me adapté a esos autos y supe disfrutarlos en todo momento.

Foto: Fabián Caló.



Entre el karting y el fórmula, ¿hay un favorito?

- Es difícil elegir entre ambos. Mayormente un piloto pone al karting como su primer amor, pero yo sostengo eso con el fórmula. La única -gran- diferencia entre las dos opciones es que en el karting salí campeón y eso tiene un peso muy importante para mí, pero al fórmula lo disfruté más, mucho más. Quizás sea porque maduré más ahí que en el karting, no lo sé, pero mi paso por la F4 fue hermoso, aprendí mucho.



Mencionas esa "cuota pendiente" en el fómula 4 que es el campeonato, aún así decidiste irte de la categoría, ¿por qué no lo intentaste un año más?

-Porque nos surgió la posibilidad de subirnos a un Top Race Junior y para mí era una gran oportunidad en lo deportivo hasta ese momento. Además creía era el momento de salir del Fórmula por una cuestión presupuestaria. Necesitábamos armar un proyecto nuevo para mirar un poco mas a futuro- El Fórmula en lo deportivo me aportó mucho, pero en lo económico llegó un momento que me dificultaba el trabajo de conseguir nuevas publicidades. Sentía que si no armábamos un proyecto nuevo, nos íbamos a quedar estacados ahí.


Finalmente desembarcaste en tu primera categoría de índole nacional, como lo fue el Top Race Junior. ¿Qué balance haces en tu paso por esa categoría?

-Mas allá de los dos podios -uno en Alta Gracia y otro en La Plata-, fue un año malo. Llegamos en un momento donde la categoría estaba atravesando el fin de una era. Todos los autos eran armados en un mismo taller y tras eso, en Santiago del Estero. Era casi imposible visitar al equipo y ver cómo trabajaban en el auto.

Cuando digo que fue un año malo es por cuestiones ajenas y en algunos casos por mi inexperiencia. Pasaban cosas que nos hacían dudar sobre nuestra continuidad en la categoría, pero yo tenía un compromiso con los sponsors y lo tenía que respetar. Pero haciendo un balance general, no fue un buen año.


Recuerdo en Salta cuando perdiste una rueda y meses más tarde te quedaste sin nafta en Río Cuarto, ¿esas son las cosas que hicieron de tu año debut, un mal año?

-Sí. Fueron momentos duros. Lo de la rueda floja en Salta fue casi un punto final y lo de Río Cuarto fue justo en la última fecha.


Completaste una temporada en el Junior y pasaste al Top Race Series, una categoría con más prestigio y nivel, pero en donde sólo estuviste dos fechas, ¿Qué pasó?

-Recuerdo que era pleno verano y me puse en contacto con Diego Azar a través de Facebook para comentarle acerca del proyecto 2019. A los pocos días nos juntamos en su oficina junto a Javier y Sebastían, su padre y hermano, respectivamente y concretamos la incorporación al equipo. Más allá de los dos resultados, no me arrepiento en absoluto, fue el mejor equipo que conocí en toda mi carrera deportiva.

Foto: Damián Barischpolski.


Corriste en Paraná y Concordia, dos circuitos que conociste en tu paso por el Top Race Junior, ¿qué fue lo que cambió de un año al otro?

-El auto. Mucho más potente y con menos margen de error que el Junior. Allá eran autos con no tanta potencia y eso te permitía algunas cosas, pero el Series fue más exigente. Por el auto y la categoría, especialmente los rivales. Tras eso, tuve la peor carrera de mi vida en Concordia. Nada de nada podría haber salido peor durante ese fin de semana. Ahí nos bajamos de la categoría.


Pero eran tus primeras dos carreras, ¿no fuiste demasiado exigente con vos mismo?

-Tal vez, no lo sé. El automovilismo a nivel nacional te exige constantemente. Una serie de malos resultados no es no hacer podio. Una serie de malos resultados es cuando las cosas no te salen, estés en la posición que estés, al menos eso pienso en lo personal. Al margen de eso, nos había surgido la gran posibilidad de pasar al TC Pista Mouras, cosa que para mí era un sueño pendiente de cumplir y nos acercamos mucho con muy poco, vi que era la oportunidad y no podía desaprovecharla.


Y, sobre todo esto de volver a cambiar de categoría, ¿siempre lo debatías con tu papá?

-Si, siempre, aunque trato de no distraerlo de lo suyo. En lugar de llevarle cuestiones, trato de darle soluciones. Aunque esto de cambiar de categoría no era poca cosa, lo hablamos lo suficiente. Era volcar un proyecto para el lado inverso y rogar que salga a la perfección.


¿Ya te veías fuera del Top Race? ¿Cómo fue el trato con el AMS Motorsports?

-Sí, hablé con el equipo con anticipación a la próxima carrera que era en El Zonda y avisé que no iba a correr. Me entendieron y cuando me enteré que al auto que yo corría lo iba a manejar otro piloto, me puse contento. No quería perjudicar al equipo.


¿Te quedó algo pendiente en el Top Race Series?

-Si, afianzarme al equipo y más que lograr un buen resultado, disfrutarlos un poco más. Como dije, en muy poco tiempo me dí cuenta del equipo que conformaban.


Decías que correr en TC Pista Mouras era todo un sueño para vos.

-Si, hasta me animo a decirte "un sueño imposible", hasta que un día lo intenté y terminamos corriendo cinco carreras, y vamos por la sexta. Sigue siendo un sueño para mí estar acá, y lo sigo disfrutando como tal.


Foto: Damián Barischpolski.


¿Por qué un sueño imposible?

-Porque cuando corría en Fórmula queríamos pegar el salto al TCPM, de hecho mantuvimos varias reuniones, pero presupuestariamente estábamos a años luz. Cuando empecé en Top Race, el proyecto fue más llamativo y eso me acercó un poco más, lo suficiente para poder estar hoy en varias carreras.


Hablemos de tu estadía en esta nueva categoría, ¿Por qué Dodge?

-Porque era lo que el presupuesto me permitía y bueno, una vez que me subí empezamos una etapa de adaptación y para eso debía reservar el auto y la marca.


¿Un balance de tus seis meses dentro de la ACTC?

-Más que positivo. En cinco carreras logramos un podio, que podemos discutirlo, pero en una carrera puede pasar cualquier cosa y hay que aceptarlo. También fuimos protagonistas en la última, por ejemplo y estuvimos entre los primeros ocho en cada final. Fecha tras fechas demostramos una evolución muy positiva y esperemos seguir por el mismo camino, al menos hasta el 15 de diciembre, cuando sea la última. Es una categoría muy difícil y un nivel de exigencia físico y mental muy alto.


Hoy nadie te quita la copa de tercer puesto que obtuviste en Río Cuarto (Córdoba), ¿Cómo viviste esa carrera y como fue el día después?

-Fue todo atípico. Era mi tercera carrera en la categoría y largué muy atrás. Lo último que podía imaginarme era el final. Tuvimos esa cuota de suerte y la precaución justa en la curva uno y pasamos con el auto sano en ese accidente donde quedaron varios rivales y a partir de ahí se normalizó la carrera. Tanto el primero (Castro Serrano), como el segundo (Montanari) y el tercero (Feito) pescaron el resultado también. Después, Maxi Feito fue recargado y caí en el podio una hora más tarde, cuando el festejo del podio había terminado. El día después fue divertido, muchos me cargaban a modo de broma por haber llegado a ese lugar y otros reconocían que habíamos sido lo suficientemente precavidos para no quedar en la primera vuelta con el auto destrozado. Y sí, algo de mérito en ese podio había, aunque no lo parezca.


Vamos cerrando, ¿A dónde apuntas el próximo año?

-A seguir corriendo. El objetivo esta puesto en continuar en el TCPM, pero las dificultades son muy grandes. Barajamos otras posibilidades pero el objetivo sigue siendo permanecer acá junto a Claudio Bisceglia, que además de tener un gran equipo, es una excelente persona. Analizaremos en estos días cuál será el destino.






52 vistas

© 2019 by FM La Deportiva 89.9 

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now